¿Sabías que las bebidas light engordan?

Posteado en: Dieta

En contra de todos los mitos establecidos que presuponen a las bebidas gaseosas light o zero como diéteticas para ayudar a controlar el peso por su bajo contenido en calorías, distintos estudios han venido a evidenciar todo lo contrario. Concretamente, dos investigaciones presentadas en una reunión de la Asociación Americana de Diabetes identificaron el consumo de este tipo de refrescos como un comportamiento contraproducente para la dieta. 

Además, según un estudio del Biopsychology Group de la Leeds University, publicado por la revista digital International Journal of Obesity, las bebidas light producen un desequilibrio que detecta el cerebro. Al consumir un producto dulce sin calorías, el sistema nervioso dispara la necesidad de ingerirlas, y suele exteriorizarlo con demostraciones de ansiedad, generalmente satisfechas con comida.

Las papilas gustativas detectan el sabor dulce, hasta 600 veces mayor que el propio azúcar, por lo que se activan diferentes patrones en los centros de placer del cerebro que corresponden a respuestas normales ante sabores dulces. El cuerpo se prepara entonces para recibir esas caloría dulces y activa los mecanismos que facilitan su absorción.

Con el consumo de bebidas light nuestra capacidad para distinguir el sabor dulce disminuye y crea tolerancia, la señal de saciedad también se reduce, por lo que estimula la ingesta de alimentos dulces. En este sentido tomar este tipo de bebidas gaseosas, con o sin calorías, tiene el mismo efecto para el organismo que comer dulces.

Pero, a pesar de todas las advertencias sobre los riesgos de los productos químicos en los refrescos light, según el portal GreenMedInfo (www.greenmedinfo.com) muchas personas las consumen a diario. Incluso, muchos padres dejan tomar este tipo de refrescos a sus hijos, al suponer que son bajos en calorías.

Sin embargo, los epidemiólogos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas Health Science Center en San Antonio determinaron que el consumo de refrescos light se asocia con aumento de la circunferencia de la cintura en quienes los consumen.

Los investigadores evaluaron los datos de 474 participantes en el Estudio Longitudinal de Envejecimiento de San Antonio, durante unos 10 años. Compararon el cambio a largo plazo en la circunferencia de la cintura en los consumidores de refrescos light en comparación con quienes no consumían este tipo de bebidas. 
El 70 por ciento de los que bebían refrescos light experimentaron mayores incrementos en la circunferencia de la cintura en comparación con el resto.
El aumento de la grasa abdominal es además un factor de riesgo importante para la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y otras enfermedades crónicas.

La mayoría de los refrescos light tienen como base el aspartame como su edulcorante.  En un estudio realizado con ratones de laboratorio encontraron que los ratones alimentados con aspartame mostraban niveles de azúcar en sangre en ayunas elevados mientras que los niveles de insulina aparecían iguales o menores, en consonancia con el tipo de desequilibrio que en última instancia conduce a la diabetes.

Según los investigadores, la exposición al aspartame puede contribuir potencialmente al aumento de los niveles de glucosa en la sangre, y por lo tanto contribuir a la asociación entre el consumo de refrescos light y el riesgo de padecer diabetes tipo w y síndrome metabólico, factores de riesgo para las enfermedades cardio y cerebro vasculares.

Fuentes:

http://www.greenmedinfo.com/blog/your-diet-soda-making-you-fat

http://theweek.com/article/index/216838/are-diet-sodas-making-you-fat

http://download.cell.com/images/edimages/Trends/EndoMetabolism/tem_888.pdf

«« Regresar