¿Cómo controlar el estrés?

Posteado en: Tratamiento

La vuelta a la rutina suele generar tensiones y situaciones de estrés. La desconexión en época de vacaciones hace que la incorporación al trabajo pueda ser tediosa y a veces desencadena distintas alteraciones que pueden derivar en patologías que afectan a nuestro organismo. Es justo en ese momento cuando debemos intervenir. Para ello, es necesario que escuchemos las distintas alarmas que se producen en nuestro cuerpo. La primera de ellas se presenta con la aparición del cansancio matinal, provocado por  un sueño no reparador. Otros síntomas que pueden aparecer son las contracciones musculares, nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, tristeza, baja concentración…

Todo ello puede a su vez originar el inicio de distintas enfermedades: digestivas, problemas vasculares que pueden llegar a ser graves como la angina de pecho o el infarto de miocardio, infecciones virales o microbianas producto del debilitamiento del sistema inmune e infecciones cutáneas, entre otras patologías.

Para combatir estos efectos y conseguir erradicar el estrés, el primer paso es identificar las causas e intentar sobreponerse a la situación. Para este objetivo es primordial tener una dieta equilibrada, antiinflamatoria, ya que nuestra alimentación está directamente relacionada con nuestro estado anímico y emocional. No en vano, se identifica a nuestro intestino como nuestro segundo cerebro, todo lo que comemos puede tener causa directa en nuestras emociones y a la inversa. De hecho, una alimentación deficitaria en nutrientes puede debilitar nuestro sistema inmune y por ende, desarrollar distintas infecciones. Del mismo modo, una nutrición inadecuada puede incluso afectar a cómo el cerebro procesa la información.

Según un estudio publicado en la Revista chilena de nutrición (www.scielo.cl), la suplementación de la dieta con aceite de origen marino con alto contenido de Omega 3 puede revertir los estados de depresión que, en ocasiones, son generados por una situación de estrés, ya que se ha detectado que las patologías psiquiátricas, así como la demencia cognitiva y la depresión se dan en un mayor porcentaje en aquellos pacientes que presentan una baja concentración plasmática y cerebral de omega 3. Estudios epidemiológicos han demostrado que individuos que presentan un consumo frecuente de pescados grasos y/o de suplementos nutricionales con omega 3, tienen un menor riesgo de padecer este tipo de enfermedades en comparación con aquellos que acusan una baja ingesta de estos ácidos grasos.

En este sentido, el consumo de un suplemento como Omega UP Ultra Pure que contiene una concentración del 60% de este ácido graso por gramo puede repercutir positivamente en la mejora de ese estado depresivo, máxime si tenemos en cuenta que la absorción por parte de nuestro organismo de este ácido con el consumo de pescados es realmente bajo. La concentración y pureza del Omega UP Ultra Pure hace que su efectividad sea mucho mayor y por tanto, los beneficios en nuestro organismo sean visibles.

Otra de las recomendaciones para controlar el estrés es realizar ejercicio frecuente, al menos 2 o 3 veces a la semana, ya que la actividad física libera endorfinas, encargadas de mejorar nuestro estado de ánimo y mental. Igualmente, es necesario controlar el consumo de alcohol; limitar la cantidad de cafeína, sal, azúcar refinada ingerida y practicar técnicas de relajación y meditación.

Por último, es importante buscar un equilibrio entre el trabajo y el tiempo de ocio e intentar administrar de una forma eficaz nuestros horarios para conseguir una mayor productividad.

«« Regresar