antioxdantes

¿Cómo estimular nuestro ADN para conseguir antioxidantes contra el envejecimiento?

Posteado en: Investigación

 

Una investigación de la Universidad de Texas Health Science Center ha identificado lo que se hadado en llamar el “maestro regulador del proceso de envejecimiento.” El proceso de envejecimiento parece estar muy correlacionado directamente con el daño que afecta a los tejidos de las acciones de los químicos llamados los radicales libres. Todos estamos familiarizados con la idea de tomar antioxidantes para eliminar los radicales libres y esto ha sido un foco de la investigación científica durante décadas y con razón.

Radicales libres y envejecimiento

estimular adn

Los radicales libres están claramente implicados en el daño que se produce en nuestras grasas, proteínas, e incluso nuestro ADN. En definitiva, a pesar de nuestro ADN, nuestro código de la vida, tiene mecanismos de reparación, pero a medida que envejecemos, la capacidad del ADN para repararse a sí mismo falla.

Hasta hace muy poco, el foco principal de la terapia antioxidante ha sido suministrar moléculas que inactivan los radicales libres. Eso significa, por ejemplo, que una molécula de vitamina C, podría apagar un radical libre. Pero ahora la investigación de vanguardia se centra en la gran amplificación de los sistemas antioxidantes propios del organismo mediante el cual la estimulación de ADN puede causar que el cuerpo fabrique en realidad un gran número de moléculas antioxidantes protectores.

En lo que estos investigadores y otros se centran es en un químico llamado Nrf2. Cuando se activa la vía Nrf2, provoca una producción explosiva de vida, preservando los factores anti-envejecimiento y antioxidantes protectores. Los científicos revelaron cómo la vía Nrf2 se activa notablemente en los animales con una mayor esperanza de vida. De hecho, uno de los antioxidantes clave amplificados por esta vía es el glutatión, ahora conocido como el “maestro antioxidante” del cerebro.

Y más allá de simplemente aumentar la función antioxidante, la activación de la vía de Nrf2 apaga la inflamación, mientras que al mismo tiempo mejora la desintoxicación. Los investigadores indicaron que el Nrf2 regula una serie diversa de más de 200 genes protectores celulares que neutralizan y también desintoxican ambas toxinas formadas dentro del cuerpo, así como los de la exposición ambiental.

Esta ciencia es tan profunda que se ha llevado al desarrollo de un agente farmacéutico ahora aprobado por la FDA para el tratamiento dela esclerosis múltiple, basado en la modulación de la vía deNrf2. Y más allá de MS, Nrf2es ahora considerado como una “nueva diana terapéutica en la enfermedad de Parkinson.” Otras áreas de investigación incluyen ahora la esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de LouGehrig), y la enfermedad de Alzheimer también.

La buena noticia es que la vía de Nrf2 se activa fácilmente por una variedad de sustancias naturales, en las que se incluye la cúrcuma, el extracto de té verde, el pteroestilbeno (una forma de resveratrol), la glucorafanina (que se encuentra en el brócoli), e incluso el café. Muchos de estos son fácilmente disponibles como suplementos nutricionales y pueden ser mucho más eficaces para incrementar la producción de antioxidantes que los antioxidantes típicos.

En verdad, nos encontramos en el umbral de una nueva comprensión de cómo podemos cambiar la expresión de genes para mejorar la función antioxidante, que reduce la inflamación, y capacitamos a nuestro cuerpo a desintoxicarse. Y todo esto se puede lograr nutricionalmente.

En este sentido, la mejor vía para ganar la batalla al envejecimiento es claramente evitar el estrés oxidativo provocado en gran parte por una mala alimentación, el estrés y una vida sedentaria. Estos malos hábitos generan a su vez la producción de radicales libres, que tienen una acción nociva sobre lípidos, glúcidos y proteínas. Todo ello, desencadena, entre otros factores, el fotoenvejecimiento de la piel además de otras enfermedades asociadas a la vejez.

Maqui, la planta antioxidante chilena

antioxidantes naturales

En este sentido, hemos de añadir que Chile es el productor del antioxidante más potente que existe hoy día en el mundo. Se trata de un extracto de la planta originaria chilena, Maqui, cuyas características le hacen extraordinariamente efectivo para combatir el efecto de los radicales libres y el fotoenvejecimiento de la piel y por tanto, está especialmente indicado para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades asociadas al estrés oxidativo.

La planta del Maqui crece sometida a condiciones extremas de temperatura y alta radiación solar debido al adelgazamiento de la capa de ozono en la región sur del hemisferio. Esto genera que en el fruto del maqui se encuentre una mayor concentración de los polifenoles de tipo antocianinas específicamente las delfinidinas. Estas últimas lo protegen de dichas condiciones climáticas y le confieren importantes propiedades para la salud, entre las que destaca su potente actividad antioxidante. Por tanto, una suplementación nutricional con extracto de maqui puede ralentizar los efectos del envejecimiento.

Artículo traducido y complementado:

Changing Gene Expression

Gana la batalla al envejecimiento

«« Regresar