Crossfit y Omega 3, dos grandes aliados

Posteado en: Dieta

Son muchas las evidencias que demuestran la relación directa entre los beneficios del omega 3 en la salud en general, pero también en un mejor rendimiento en cualquier disciplina deportiva (drbobseiler.com). Asimismo, cada vez son más los profesionales del crossfit, deporte que ha cobrado un lugar destacado en Chile en los últimos años, que testifican y avalan los buenos resultados obtenidos con la ingesta de un suplemento omega 3. No en vano, los campeones mundiales de esta disciplina al igual que otras figuras destacadas de este deporte incluyen el consumo regular de omega 3 en sus dietas.

Los ácidos grasos omega 3 favorecen a la recuperación muscular tras los entrenamientos y la competición. Una condición especialmente importante para quienes practican crossfit, dado la intensidad del ejercicio, consistente en un completo programa de fuerza y acondicionamiento físico.

En los deportistas, el omega 3 opera como un potente antiinflamatorio. Un factor altamente efectivo sobre todo en los atletas de alto rendimiento, ya que el ejercicio intenso genera procesos inflamatorios. En la práctica, esto se traduce en un menor riesgo de lesiones y menores tiempos de recuperación. Los omega 3 inhiben la producción de mediadores inflamatorios como el PGE2 (protaglandina E”), TXA2 (tromboxano A”), leucotrienos e interleukinas.

Por lo general, las necesidades energéticas en los deportistas son mayores que en el resto de la población y normalmente acuden como principal fuente calórica a los hidratos de carbono. Pero, en realidad, para conseguir buenos resultados deben cuidar su aporte de nutrientes y en especial la calidad de las grasas que consumen. En este sentido es necesario que incluyan en su dieta aquellos alimentos que, precisamente son ricos en omega 3, como los pescados azules o los frutos secos (en especial las nueces) e incorporar un suplemento de omega 3.

Los ácidos omega 3 mejoran la circulación sanguínea y refuerzan además el sistema inmune de los deportistas, lo que reduce considerablemente el riesgo de padecer lesiones. Por otro lado, aunque los omega 3 no tienen un efecto directo sobre los radicales libres, cuando se someten a un estrés como un esfuerzo físico intenso refuerzan su integridad y protegen a las células del estrés oxidativo.

Del mismo modo, su efecto antiinflamatorio y su capacidad para reforzar el sistema inmunológico permite una mejor recuperación en los deportistas, lo que favorece una correcta oxigenación de los músculos y por ende, incrementa el rendimiento y reduce la fatiga ante el ejercicio.

Además se ha demostrado que el consumo regular de omega 3 mejora la eficiencia del sistema nervioso central, sobre todo en relación al tiempo de reacción y el estado de ánimo. Todo ello ayuda a disminuir la ansiedad asociada a la competición deportiva y por tanto, a lograr un mayor rendimiento y un mejor resultado. Un estudio de la Universidad de Siena (Italia), concluye los efectos beneficiosos del omega 3 sobre el sistema nervioso (mail.nutritionladder.com).

Por último, diferentes estudios comprueban la eficiencia de estos ácidos grasos en la función pulmonar, especialmente en las personas que realizan una intensa actividad física (www.ncbi.nlm.nih.gov). En algunos atletas, de hecho, la práctica de un ejercicio de alta exigencia puede provocar síntomas de asma o incluso bronquitis. La deshidratación grave de las vías respiratorias puede generar una respuesta inmunológica aguda que se expresa en forma de síntomas respiratorios. En este sentido, dado que el omega 3 mejora la función pulmonar ayuda a los deportistas que sufren afectación de las vías respiratorias a mejorar su patología y por ende, a conseguir mejores resultados (www.ncbi.nlm.nih.gov).

«« Regresar