diabetes y artritis

El ejercicio mejora la calidad de vida de los pacientes con artritis y diabetes

Posteado en: Salud

Tal vez a muchos les sorprenda saber que el ejercicio ayuda a mejorar las articulaciones artríticas doloridas. Pero, además es una buena noticia para las personas que padecen conjuntamente diabetes y artritis, ya que la actividad física juega un rol importante en la mejora de los pacientes diabéticos.

En las últimas estadísticas, cerca de la mitad de las personas con diabetes informó tener también artritis. Si bien no está claro si la diabetes es causa directa de la artritis, si es cierto que la combinación de estas condiciones crónicas plantea retos especiales para las personas que viven con ambos. Por ejemplo, la diabetes y la artritis mejoran con el ejercicio, sin embargo, esta última patología puede hacer que el ejercicio sea difícil o doloroso. Aunque, la buena noticia es que estos obstáculos son superables, la investigación muestra que hay distintas opciones para que las personas con diabetes y la artritis puedan tener una mejor calidad de vida a través del ejercicio.

Artritis: Articulaciones inflamadas

 

Artritis

La artritis es un término general para la inflamación de las articulaciones. Hay más de 100 tipos de artritis, pero los tres principales son la osteoartritis, artritis reumatoide y gota.
La osteoartritis es de lejos el tipo más común y resulta del daño articular o desgaste normal del paso de los años, producto del envejecimiento. La condición se produce cuando el cartílago que normalmente amortigua las articulaciones se desgasta, causando que los huesos se rocen entre sí. El resultado es dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones, especialmente las rodillas. El malestar tiende a ser peor durante y después de episodios de actividad.

La artritis reumatoide es el resultado de un fallo del sistema inmune que ataca las articulaciones, produciendo inflamación. A diferencia de la osteoartritis, la artritis reumatoide a menudo causa un enrojecimiento visible cerca de la articulación, que puede estar caliente al tacto. Este tipo de artritis tiende a atacar a las pequeñas articulaciones de los dedos de manos y pies y es peor después de periodos de inactividad, como a primera hora de la mañana.

La gota es una alteración metabólica que conduce a un exceso de ácido úrico en la sangre. El ácido úrico puede entrar en las articulaciones y gatillar la inflamación, con mayor frecuencia en el dedo gordo del pie. “Antiguamente, la gota era vista principalmente como una enfermedad de ricos”, según Patience White, MD, vicepresidente de la salud pública para la Arthritis Foundation. Eso es debido a que la afección está ligada a una dieta rica en el exceso de alcohol, bebidas endulzadas con fructosa, carne, pescados y mariscos.

Relación entre diabetes y artritis

 

relacion diabetes y artritis

El hecho de que la diabetes y la artritis tienden a atacar a las mismas personas, no significa que una condición haga a la otra. Aunque, “no estamos diciendo que no haya ninguna relación causal entre la artritis y la diabetes”, dice Charles Helmick, MD, líder científico para el programa de artritis en los Centros para el Control de Enfermedades y el Centro Nacional de Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de Prevención.

Lo que puede hacer que las dos condiciones coincidan más frecuentemente es que la osteoartritis y la diabetes comparten algunas características comunes. Por ejemplo, las personas que tienen sobrepeso o son obesos están en riesgo de diabetes tipo 2, además de que son más propensos a desarrollar osteoartritis debido a la presión extra de peso a las que someten sus articulaciones. La gota también comparte esta misma relación con el exceso de peso. Otro rasgo común es la edad avanzada, que está fuertemente asociada tanto con la diabetes tipo 2 como con la osteoartritis.
Un estudio de 2012 publicado en Diabetes Care, sin embargo, sugirió que puede haber algo más en juego. El estudio encontró que las personas con diabetes tipo 2 tienen mayor probabilidad de desarrollar osteoartritis severa que aquellos sin la enfermedad, sin importar la edad o el índice de masa corporal (IMC), una aproximación de porcentaje de grasa corporal. Se necesita más investigación para determinar si la diabetes tipo 2 puede causar artritis y, si lo hace, habría que averiguar igualmente la relación subyacente entre ambas enfermedades.

La artritis reumatoide y la diabetes tipo 1 tienen sus propias similitudes. Ambas enfermedades son el resultado de un sistema inmune díscolo que ataca el cuerpo en vez de protegerlo. Los investigadores han establecido que las dos afecciones comparten algunos genes comunes, al igual que muchas enfermedades autoinmunes.

El ejercicio para la diabetes y la artritis

 

ejercicios para la artritis y diabetes

Los expertos coinciden en que tanto para la artritis como la diabetes, el ejercicio es la clave. Ayuda a reducir el dolor y mejorar los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, para las personas con ambas condiciones, las enfermedades pueden plantear obstáculos a la actividad física. Sin embargo, sabemos que los adultos con artritis y diabetes son un 30 por ciento más propensos a ser sedentarios que los que padecen solo diabetes, según un estudio de 2008 en Morbidity and Mortality Weekly Report.

La Fundación para la Artritis (arthritis.org) ofrece opciones para ayudar a las personas con dolor en las articulaciones aprenden a trabajar con su cuerpo para realizar ejercicios, incluidos los tutoriales de autoayuda en línea, así como los programas acuáticos en la YMCA de todo el país. La Asociación Americana de la Diabetes se ha asociado con la Fundación para la Artritis en el desarrollo de un programa específico para las personas con diabetes y artritis. White asegura que el programa incluye tanto el fortalecimiento y el ejercicio de bajo impacto cardiovascular, como caminar, nadar o andar en bicicleta. Aunque, el estiramiento también es importante, señala.

Las personas con diabetes y artritis a menudo exponen su preocupación respecto al dolor en las articulaciones como razón para evitar la actividad física. Pero, “el mensaje principal que tenemos para los pacientes que padecen ambas enfermedades es que si usted tiene diabetes y artritis, no tiene por qué desanimarse”, dice Helmick. “Puede ser físicamente activo”, lo que sin duda le ayudará a mejorar su calidad de vida de una forma evidente.

Ejercicios recomendados para la diabetes:

 

Ejercicios para la diabetes

Para quienes sufren de diabetes es importante que realicen ejercicios más del tipo aeróbico. Se puede partir con caminatas de 30 minutos, las que se deben ir alargando en frecuencia e intensidad a medida que pase el tiempo. Lo que importa es alejar los hábitos sedentarios y ayudar al cuerpo a mejorar su metabolismo:
• Caminatas a ritmo calmado
• Subir escaleras
• Elongar

Ejercicios recomendados para la artritis:

 

artritis reumatoide ejercicios recomendados

Para los pacientes de artritis, el panorama no es muy diferente. El ejercicio aeróbico también ayudar a rebajar el dolor y mejorar la movilidad de sus articulaciones. Nuevamente las caminatas son útiles, también andar en bicicleta y la natación.
Los ejercicios de estiramiento son importantes, ya que ayudan a fortalecer los músculos. Un ejercicio de estiramiento debe durar al menos 30 segundos, en una serie de 10 repeticiones como mínimo, en la que se debe elongar por grupo muscular.
Practicar Yoga es de utilidad, ya que elonga, fortalece y relaja, con movimientos firmes que ayudan al equilibrio.
Lo más importante es que antes de realizar ejercicios, sea consultado el médico, quién dará una visión más específica sobre lo que se debería y no hacer en base a su condición.

Texto traducido y adaptado:

http://www.diabetesforecast.org/2013/may/arthritis-and-diabetes-exercise-helps.html

«« Regresar