La dieta mediterránea, baja en carbohidratos, combate la diabetes tipo 2

Posteado en: Diabetes

Una investigación del Hospital Universitario de Italia en la Segunda Universidad de Nápoles ha determinado que la dieta mediterránea ayuda a reducir la diabetes tipo 2 y la necesidad de tomar medicamentos para combatirla.

La investigación, financiada por la Asociación Americana de Diabetes, fue llevada a cabo entre 215 hombres y mujeres de mediana edad, diagnosticados con diabetes tipo 2. Para el estudio, los participantes se dividieron en dos grupos. Uno de ellos, recibió una dieta baja en grasa y la otra una dieta mediterránea baja en carbohidratos.

Los sujetos fueron seguidos durante entre seis y ocho años. Los investigadores midieron la diabetes marcador HbA1c junto con otros síntomas de la diabetes y el uso de medicamentos. Además midieron el peso corporal y la tasa de mortalidad.

Después de este período, los investigadores encontraron que las tasas de remisión completa de la diabetes en el grupo que consumía una dieta mediterránea baja en carbohidratos fue casi tres veces inferior a la tasa de remisión del grupo de dieta baja en grasas. El primer grupo tuvo una remisión del 15% al año y del 4% en el sexto año. Además redujo significativamente los niveles de HbA1c – un marcador de un mayor riesgo de diabetes y un buen control de la glucemia.
Incluso requirió significativamente menos medicamentos para combatir la diabetes en comparación con el grupo de la dieta baja en grasa.

Las primeras investigaciones apuntaban a que las dietas bajas en grasa, y altas en fibra reducían el riesgo de diabetes tipo 2 y sus síntomas. Un estudio de 522 hombres y mujeres, realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública de Finlandia, en 2006, encontró que el bajo contenido de grasa, las dietas altas en fibra reducían los síntomas de la diabetes.

En este estudio de cuatro años, entre los europeos que consumían dietas bajas en grasa y ricas en fibra se ​​había reducido un 62% la incidencia de diabetes tipo 2, mientras que la dieta alta en grasa y baja en fibra, se había duplicado el riesgo (214%).

Pero, como se ha comprobado en este estudio más reciente, una dieta mediterránea baja en carbohidratos funciona incluso mejor que una dieta baja en grasa. Una dieta mediterránea baja en carbohidratos contiene una concentración más grande de alimentos de origen vegetal, aceites saludables como el aceite de oliva y más frutos secos – que contienen más grasas monoinsaturadas y grasas omega-3. Por ello, la dieta mediterránea es una buena fuente para combatir la diabetes tipo 2 y también la ingesta de medicamentos para hacerla frente.

Artículo traducido:

http://www.greenmedinfo.com/blog/low-carb-mediterranean-diet-treats-type-2-diabetes-and-reduces-need-diabetes

Referencias:

Esposito K, Maiorino MI, Petrizzo M, Bellastella G, Giugliano D. The Effects of a Mediterranean Diet on the Need for Diabetes Drugs and Remission of Newly Diagnosed Type 2 Diabetes: Follow-up of a Randomized Trial. Diabetes Care. 2014 Jul;37(7):1824-30. doi: 10.2337/dc13-2899.

Lindström J, Peltonen M, Eriksson JG, Louheranta A, Fogelholm M, Uusitupa M, Tuomilehto J. High-fibre, low-fat diet predicts long-term weight loss and decreased type 2 diabetes risk: the Finnish Diabetes Prevention Study. Diabetologia. 2006 May;49(5):912-20.

«« Regresar