Omega 3 ayuda a reducir los sofocos de la menopausia

Posteado en: Tratamiento

La suplementacion de omega 3 es importante en hombres y mujeres, pero es cierto que hay determinadas etapas en las mujeres donde la ingesta de estos ácidos grasos debe aumentarse o disminuirse en su dosis diaria. Es el caso de la adolescencia –para disminuir la dismenorrea-; la época fértil –embarazo, post-parto y depresión post-parto- y finalmente, durante la edad adulta, para frenar los síntomas de la menopausia y mantener en buen estado la salud cardiovascular y la memoria.

En la 13ª edición del Congreso SANEM (Encuentro Nacional sobre Salud y Medicina de la Mujer) que se realiza en España y que contó con la participación de ginecólogos, cardiólogos, psiquiatras y nutricionistas de renombrado prestigio, se elaboró un documento en el que se abordaba por primera vez, la principal experiencia científica y clínica en relación a las necesidades de Omega 3 en estas etapas de la mujer.

En este documento, se determinaba que en el terreno de la ginecología adolescente, una suplementación de 300mg/día de ácidos grasos omega 3 ayudaba realmente a reducir el dolor en las jóvenes con dismenorrea. En el caso de la menopausia, la recomendación es la ingesta de 1g/día de Omega 3 (EPA/DHA), ya que según los expertos participantes en el Congreso, observaron cómo los sofocos comenzaban a reducirse después de 24 semanas. Una condición que, sin duda, mejora la calidad de vida de muchas mujeres, ya que los síntomas afectan a alrededor del 70% de la población feménina en esta etapa vital.

Por otro lado, en aquellas situaciones en las que además de las molestias asociadas al periodo del climaterio preexisten otras como obesidad, hipertensión o diabetes se requiere que su ginecólogo adecue las dosis para otorgar la respuesta esperada.

En cuanto a las recomendaciones para mejorar la salud cardiovascular, en esta misma etapa de la mujer, los expertos aconsejan una complementación de 2 a 4g al día de ácidos grasos Omega-3, dado que disminuye entre un 20 y un 50% la presencia de triglicéridos elevados.

En la menopausia se produce una disminución de progesterona y de estrógeneos, lo que provoca una mayor vulnerabilidad a padecer distintos problemas de salud, entre ellos, enfermedades cardiovasculares. Pero, además en esta etapa aparecen otros problemas como la artrosis o la osteoporosis, asociados a la pérdida de masa ósea y en este sentido también una dieta equilibrada y una adecuada suplmentación de ácidos grasos omega 3 pueden ayudarnos a reconducir esta situación.

De hecho, un estudio, realizado en 2013 por la Universidad de Ohio, donde se analizaron muestras de góbulos rojos de mujeres con y sin antecedentes de tener fracturas de cadera, se determinó que la prensencia de niveles más altos de ácidos grasos omega-3 en las células sanguíneas se asociaban con una menor probabilidad de padecer este tipo de fracturas.

De igual forma, los síntomas depresivos aparecen comúnmente en las mujeres, en la etapa de la menopausia y distintos estudios sugieren que los ácidos grasos Omega-3 pueden ayudar a aliviar dichos síntomas.

http://congresos-medicos.com/noticias/la-suplementacion-con-omega-3-contribuye-a-reducir-los-sofocos-durante-la-menopausia/

http://researchnews.osu.edu/archive/n3hips.htm

http://www.nutrinat.com/actualidad-salud/suplementos-naturales/acidos-grasos/los-acidos-grasos-omega-3-mejoran-los-efectos-secundarios-de-la-menopausia#.U9kQmag7ZsM

http://newscience.cl/producto/omega-up/

«« Regresar