Carrito

Una alimentación saludable contempla comer de todo pero en la justa medida, esto quiere decir que debes limitar el consumo de ciertos alimentos como la palta, los frutos secos. No eliminarlos, solo controlar su consumo, ya que son más altos en calorías y la cantidad dependerá de factores como tu talla, estatura, actividad física y tu objetivo (ya sea bajar de peso o mantenerlo).

Aprender cuánto comer es clave para lograr una dieta totalmente equilibrada. Por ejemplo, una palta es excelente fuente de ácidos grasos monoinsaturados pero si tu objetivo es comer saludable lo ideal es solo consumir dos cucharadas al día, que representan aproximadamente 100 k/cal. Puedes añadirla a las ensaladas y sin aceite. Suena muy tentador echar la palta en un pan pero claramente tiene más calorías de las que necesitas.

Otros alimentos con alta densidad energética son los frutos secos, que son muy ricos en antioxidantes y minerales, como calcio, zinc y magnesio. Su consumo debe ser proporcionado y ocasional dentro de tu dieta diaria. Por ejemplo, en el caso de las almendras, 10 unidades equivalen a 70 k/cal y, en el caso de las nueces, solo 5 unidades tienen 152 k/cal. Por lo tanto, si tu meta es bajar de peso, el consumo debe ser muy controlado.

Lo mismo pasa con la quínoa, que es un cereal con muy buen contenido proteico, pero debe consumirse de forma limitada por su aporte calórico. Puedes consumir 1 taza diaria con acompañamiento de algún tipo de carne, por ejemplo. El hummus, por su parte, es recomendable consumir 1/2 taza como porción.

Cabe destacar que ninguno de estos alimentos están prohibidos, solo debes buscar orientación e información sobre las porciones adecuadas de cada uno.