Carrito

Dentro del mundo de los minerales, se incluye el selenio, un compuesto esencial para muchas funciones, órganos y glándulas del cuerpo, entre ellas, la tiroides. Entre sus funciones está estabilizar el metabolismo, mejorar la digestión, mejorar la salud cardiovascular y actuar como un poderoso antioxidante.

Nuestro cuerpo necesita de múltiples vitaminas y minerales esenciales que permiten al cuerpo realizar de manera óptima cada una de sus funciones. Dentro de esa amplia gama está el selenio, mineral esencial cuando se trata del fortalecer el sistema inmune que protege nuestro cuerpo.

¿Dónde encontrarlo?

Nueces: Son un alimento rico en antioxidantes y en selenio, además de vitaminas E y C, todos compuestos imprescindibles para nuestra salud y para mantenernos joven por más tiempo. En este sentido, las nueces aportan además de los nutrientes indicados algunas vitaminas del complejo B, zinc y ácidos grasos esenciales como el Omega-3.

Avena: Aporta una buena dosis de selenio, además de otros minerales como potasio, zinc y magnesio. Además, destaca por su aporte de fibra, necesaria para una buena digestión y para evitar el estreñimiento.

Champiñones: 100 gramos de este alimento aporta cerca del 15 por ciento de la dosis recomendada de selenio.  En general son buena fuente de proteínas vegetales y bajas en grasas y calorías, por lo que es bueno considerarlas en la cocina.

Semillas de calabaza: Destacan por su aporte de selenio, además de zinc, vitaminas del grupo B y ácidos grasos esenciales. Súmalas en tu dieta como ingrediente de cualquier ensalada o sopa, también las puedes añadir al arroz o a la pasta.

Pepino: Es rico en este mineral y se puede consumir en jugos o batidos verdes, fresco y crudo en ensaladas, o bien en ensaladas.

 

Leave a Reply