Carrito

El científico canadiense Luc Beaudoin quiso dar con una técnica que ayude a quedarse dormido y así inventó el “cognitive shuffling” o, dicho en castellano, “alternancia cognitiva”. Antes de seguir dando vueltas en tu cama, probando infusiones y contando ovejas, lee en qué consiste y pruébala tú mismo.

El método consiste en pensar en una palabra de cinco letras y luego imaginar una imagen que se relaciona con la letra de esa palabra. Las palabras deben tener algún significado para ti para que resulte.

Por ejemplo, si tomaras la palabra “perro” la desglosas y:

  • P: pez. Imagina un pez.
  • Plátano: Imagina un plátano.

Y sigue hasta que te aburras de esa letra y sigues a la siguiente:

  • E: Estrella. Imagina una estrella.

Y así sucesivamente hasta que llegues a la O.

La idea es de este ejercicio es que tu cerebro se relaje y centre su atención en palabras que no tengan mayor conexión, de esta forma el pensamiento lógico se detiene y el cerebro comienza a generar imágenes aleatorias que no le significan mayor esfuerzo.

Como es posible que el cerebro igual se aburra si lo haces con frecuencia, lanzaron una aplicación llamada MySleepButton, que realiza el trabajo imaginativo para que así tu cerebro trabajo menos aún antes de entrar en sueño profundo.

Leave a Reply