Carrito

Cuando incluyes vitamina C en tu desayuno, están entregando a tu cuerpo un aporte adecuado de antioxidantes. Esto de ayudará a purificar el organismo y, en consecuencia, reducirá tus niveles de estrés y cansancio. 

Constantemente escuchamos que comer bien es vivir mejor, y es cierto. No obstante, pese a eso siempre es necesario que nos recuerden cómo alimentarnos de forma sana y equilibrada, y aunque no lo creamos una buena dieta nos ayudará a mejorar nuestro estado emocional si lo hacemos a consciencia. Pensar positivo y comer bien son elementos clave para tener una mejor calidad de vida.

La tendencia que combina la psicología con la nutrición, y que se ha dedicado a entender la conexión entre ambas dimensiones se llama “mindful eating”. Vivir de forma consciente y comer de forma consciente son la misma cosa, quiere decir que a medida que aprendamos a alimentarnos sin apuro, menos tensos y eligiendo bien cada alimento debido a sus propiedades, estaremos involuntariamente ayudando a equilibrar nuestras emociones. En base a eso, el desayuno es el primer momento de tu día para comenzarlo de forma equilibrado y con energía ¿Sabes cómo hacerte un desayuno consciente? Acá te damos algunas ideas para que sea emocionalmente positivo y enriquecedor.

Desayuno emocional:

Avena: Siempre es recomendada para comenzar el día tanto en adultos, como en niños o ancianos. Es un carbohidrato que ayuda a liberar serotonina en el cerebro, hormona que ayuda a mejorar el ánimo, nos relaja y combate todos esos desequilibrios que podrían perjudicarte durante el día. Sumado a eso, es muy nutritiva y como tarda en digerirse es muy saceadora.

Cítricos y frutas ricas en vitamina C: Bienvenidos los limones, naranjas, pomelos, kiwis, mangos y arándanos. Todos son muy saludables y ayudan a regular el cansancio. Además, son ricos en antioxidantes, lo que purifica y protege tu hígado. Un organismo limpio será más eficaz al momento de combatir el estrés, el cansancio y la fatiga.

Infusión de manzanilla y canela: Ayudará a regular tu sistema nervioso y reducir tus niveles de ansiedad. Tiene propiedades relajantes así que es ideal para empezar tu día de forma tranquila. Puedes consumirla durante la mañana ya que ayuda a mejorar la absorción de los nutrientes de otros alimentos que consumas.

Chocolate negro: Es el más rico en caco y tiene menos azúcar que los demás, ayuda a mejorar tus emociones y reduce el estrés. Además es una buena fuente de antioxidantes.

Frutos secos y semillas: Incluye nueces, pistachos, almendras y semillas. Considera consumirlos en las porciones sugeridas ya que varios de ellos son muy calóricos. Son ricos en ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, ambos muy buenos para el sistema cognitivo y la salud cerebral.

Claves del Mindful Eating:

  • Come sin apuros.
  • Disfruta cada porción que comas.
  • Mastica despacio.
  • Come sin distracciones a tu alrededor.
  • Los platos deben ser pequeños, para que tengas una mayor sensación de plenitud, de equilibrio, de orden.
  • Come hasta que te sientas saciado. No hay necesidad de llenar nuestro estómago si no tenemos hambre.
  • Evita, ante todo, que tu mente se llene de las preocupaciones o de ansiedades que puedan aparecer a lo largo de tu jornada.