Carrito

En la actualidad, la ansiedad es uno de los problemas de salud más frecuentes, y pese a eso son muchas las personas que todavía no saben bien cómo convivir con ella. A veces se confunde con nerviosismo o ganas de comer más, pero ambos son producto de la ansiedad.

Si sufres de ansiedad pero quieres saber cómo mantenerla a raya y saber identificar todas sus dimensiones, debes cambiar la percepción que tienes de ella. Es probable que te haga sentir culpable de no poder controlarla, pero la verdad es que está solo en ti frenarla. Puedes pedir ayuda profesional o probar técnicas de relajación como la meditación o el grounding, este último en español sería “conectarse con el suelo”.

En cuanto al grounding es eso, simplemente enfocarse en la superficie con la que estés en contacto cuando sientas ansiedad. Puede ser la tierra, pasto, una silla, la cama, el suelo de tu casa, etc. La idea es que tu cuerpo vuelva a sentir que te pertenece y que tu mente sienta seguridad.

Lo mejor es que la puedes llevar a cabo cuándo quieras y la base de esta técnica está en pretender ayudarnos a volver al origen, a simplificar lo que nuestra mente amplifica y que nos lleva a sentir ansiedad, a reconocer momentos por lo que son y no por lo que los demás dicen que son.

Otro tip es llevar una libreta con todo lo que pienses y sientas cuando caigas en ansiedad, luego cuando lo leas puedes buscar conexiones y llegar al origen de lo que te hace caer en ese estado. De esa forma sabrás bien con lo que estás luchando, la ansiedad es una consecuencia, lo que debes reconocer para tratarla es la causa.

Leave a Reply