Carrito

Una alimentación saludable y equilibrada debe considerar todos los aspectos de la dieta. Si estás buscando mantenerte en forma, quizás creas que comiendo una ensalada basta no obstante, hay ciertos ingredientes que será mejor evites y no los añadas a tus ensaladas, ya que podrías estar incluyendo calorías innecesarias. 

Tocino:  Este ingrediente extra puede sumar hasta 400 calorías y 30 gramos de grasa en una sola porción. Aún peor, muchas coberturas de tocino ni siquiera están hechas de carne, y agregan sal, grasas trans y azúcares sin ninguna necesidad.

Fiambres y embutidos: El salame es popular, al igual que el chorizo y otros embutidos, pero una sola rebanada puede añadir hasta 50 calorías y 4 gramos de grasas. Opta más bien por el pollo, pavo o jamón de pavo.

Pan tostado o crutones: Es otra forma de sumar calorías innecesarias. En la mayoría de los casos, el pan se fríe, lo que agrega grasas sin ningún otro beneficio nutricional. Puedes considerar reemplazar los trozos de pan por cereal (una o dos cucharadas) o semillas. Estos no solo dan más sabor y una textura crujiente a la ensalada, sino que sí estarán sumando nutrientes y fibras.

Frituras: Las frituras están llenas de grasas y calorías, caen pesadas y pueden estropear una ensalada fresca y nutritiva. Siempre elige cocer carnes al horno, a la parrilla o a la plancha.

Aderezos cremosos:  ¿De qué te sirve comer tomate, zanahoria y huevo si le sumas mayonesa o cualquier otro aderezo cargado de calorías?   Utiliza más bien una pizca de aceite de oliva virgen, jugo de limón y especias para dar sabor a tus ensaladas.