El ruido propio de la ciudad, las conversaciones y nuestro propio bullicio nos hace exponernos a altos niveles de contaminación sonora, y muchas veces no nos damos cuenta de cómo nos afecta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo describe como una plaga moderna, que trae consigo un impacto directo en nuestra salud.

En una sociedad sumamente ruidosa, el silencio es una alternativa perfecta para recobrar el equilibrio interno y reconectarnos. Es similar a cuando te sumerges en una piscina y de un segundo a otro quedas aislado de todos los sonidos externos, sientes tu propia respiración y nada más que eso. Lo bueno es que es posible sentir eso cada vez que dispongas de unos minutos de tranquilidad en el día.

Uno de los efectos que provoca sobre nosotros el ruido es a nivel cerebral, ya que nos hace liberar una hormona llamada cortisol que se asocia al estrés. De este modo el ruido nos hace estar en permanente estado de alerta, lo que resta energía al organismo para otros procesos y nos hace prestar mucha atención a otros estímulos.

Por el contrario, tener momentos de silencio es un espacio que nos ayuda a reducir los niveles de estrés, fortalece el sistema inmunológico, nos hace canalizar mejor nuestra energía y mejorar el aprendizaje y la creatividad. Para conseguirlo solo hay que tener la voluntad de hacerlo porque técnicas hay muchas, desde la respiración a diversos tipos de meditación.

Tips para el día a día

  • Crea momentos de silencio. Apaga tu despertador en la mañana y, en vez de encender la tele o la radio, descansa de la música y siente el silencio.
  • Baja el tono al conversar. No es necesario hablar alto cuando te comunicas, trata de hablar más suave.
  • Practica técnicas que tengan al silencio dentro de su estructura. Algunas son la meditación, el mindfulness, yoga y muchas otras disciplinas que toman al silencio como uno de los pilares de la reintegración emocional y psíquica.
  • Lee en silencio. Descubre el placer de un buen libro o materiales que te nutran. Será un momento de mucha conexión interior dejándote llevar por las historias, e incorporando nuevos conocimientos.
  • Desconecta el celular varios momentos al día.
  • Toma espacios de relax y silencio: por ejemplo, llena la bañera con agua tibia y dedícate unos minutos sólo a respirar, en silencio. Puedes incluir algún aroma agradable.
  • Evita crear ruido ambiente. Limita tu aporte a la contaminación sonora en tu ámbito directo.

 

 

 

 

 

- Todas las compras sobre $25.000 tienen despacho gratis para todo Chile - Descartar