Carrito

¿Qué aporte nos entrega el EPA y el DHA?

Existen muchas grasas buenas que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable. Una de estas grasas buenas es el Omega 3, específicamente el EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (ácido docosahexaenoico).

Los beneficios nutricionales del EPA y DHA están sólidamente demostrados en la literatura científica, y su consumo es fuertemente recomendado por las autoridades de salud y nutrición en todo el mundo (OMS, OPS, FAO).

El EPA, un aliado para el Corazón

EPA

Como parte de un estilo de vida saludable que incluye el ejercicio, dormir lo suficiente, no fumar y llevar una dieta sana en general, el Omega 3 EPA regula el metabolismo a distintos niveles favoreciendo, entre otros, la función del corazón en adultos.

Con más de 2.000 estudios sobre Omega 3 y corazón, la totalidad de la evidencia indica que el consumo de Omega 3 apoya el cuidado del corazón.

Ver también: Omega 3: Alimento Clave para un Buen Corazón

El DHA: un aliado para el Cerebro

DHA

Así como el calcio es esencial para desarrollar huesos fuertes, el cerebro necesita DHA para un desarrollo óptimo.  Las neuronas son ricas en Omega 3 DHA; por lo tanto, una dieta rica en DHA le entrega al sistema nervioso un nutriente clave para la función cerebral y el desarrollo cognitivo.

El consumo de DHA es extremadamente importante durante el embarazo y lactancia tanto para la madre como para el bebé.  Los bebés en desarrollo deben obtener este nutriente vital a través de la placenta durante el embarazo y de la leche materna después de nacidos. Debido a que la madre es la única fuente de DHA para el bebé en desarrollo, es muy importante que las madres embarazadas y lactantes consuman suficiente Omega 3 DHA para asegurar el desarrollo adecuado del cerebro de su hijo.

El DHA genera impacto en todo el desarrollo infantil

Investigaciones han mostrado que cuando este ácido graso se aporta en cantidades suficientes, en el largo plazo, estos niños desarrollan mejores capacidades cognitivas que se traducen en una mayor capacidad de sociabilización con otros niños, son niños menos agresivos, tienen mejor capacidad de aprendizaje y un mejor rendimiento escolar.

Ver también: DHA: El impacto del Omega 3 en los niños en etapa escolar

Esta asociación positiva también se observa en adolescentes y jóvenes.

Un estudio reciente del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile mostró que los hombres y mujeres con altos puntajes en la PSU en lenguaje y matemáticas tenían altos niveles de DHA en sangre muy superiores a los jóvenes que obtuvieron bajo puntaje en la PSU, siendo esta variable estadísticamente muy relevante. Estos jóvenes, tenían mayor ingesta de DHA a través de pescados y mariscos, versus los jóvenes con bajo puntaje donde prácticamente no existe el consumo de pescados grasos, que es la principal fuente de DHA.

Ver también: Estudio demuestra que estudiantes con buenos puntajes en PSU consumen más DHA

El DHA en adultos

En adultos, las investigaciones muestran que los primeros síntomas de envejecimiento cerebral comienzan a aparecer desde los 35 años en adelante y a medida que pasan los años estos síntomas se van agudizando: pérdida de la capacidad de memoria, capacidad de aprendizaje y la fluidez verbal. El DHA en alta concentración, constituye un nutriente esencial como factor protector frente a este deterioro cognitivo.

Ver también: La importancia del Omega 3 DHA en los adultos

¿Cómo y cuánto consumir?

Respecto al aporte significativo de EPA y DHA, son los pescados grasos los que entregan las más altas concentraciones de Omega 3.

Distintas instituciones expertas y profesionales de la salud recomiendan 250 miligramos (mg) a 1000 mg de EPA y DHA al día. En términos prácticos, las variedades de salmón que se consumen en Chile aportan entre 1000 mg a 2500 mg, por cada 100 gramos de producto (FUENTE: Annu. Rev. Food Sci. Technol. 2018; 9:345–81).

Consumiendo mínimo dos veces a la semana este tipo de pescado, se logran lo niveles de Omega 3 EPA y DHA que se requieren para obtener beneficios.

Si este consumo de pescado es insuficiente, la recomendación es acudir a la suplementación natural para recibir los beneficios de estos ácidos grasos Omega 3 EPA y DHA, teniendo siempre presente:

  1. La certificación de pureza, que el producto se encuentra libre de metales pesados, dioxinas y furanos entre otros contaminantes.
  2. La concentración de EPA y DHA en cada cápsula ya que todas las evidencias científicas establecen que dosis altas son fundamentales para obtener un beneficio en el organismo
  3. Fuente de origen del suplemento para saber el origen de lo que estamos consumiendo, asociado a calidad del producto.

¿Por qué elegir Omega UP UltraPure?

Omega UP UltraPure ha sido desarrollado en USA, bajo los más altos estándares de calidad, siendo esto acreditado por las buenas prácticas de manufactura (GMP).

Único Omega 3 en Chile que cuenta con dos certificados de calidad emitidos por entidades internacionales independientes: IFOS de origen Canadiense, que certifica pureza y concentración y, certificación ORIVO de Noruega, que certifica el origen y trazabilidad de sus materias primas, demostrando la sustentabilidad del recurso marino.

Toda la calidad del más puro y concentrado aceite Omega 3 en formatos desarrollados para todas las edades.

Desarrollado en USA, Certificación IFOS y ORIVO, Libre de Gluten
  • Certificado IFOS, libre de contaminantes y metales pesados.
  • Certificado ORIVO, fuente de origen: 100% anchoveta del Pacífico Sur.
  • Máxima concentración de ácidos grasos esenciales EPA y DHA por cápsula/microcápsula
Omega Up UltraPure
2019-02-22

Omega UP en el Omega 3 World Summit en Singapur

Entre el 20 y 22 de Febrero se reunieron en Singapur 200 miembros de universidades, centros de investigación, y empresas vinculadas con el desarrollo de Omega 3.
Memoria y ConcentraciónNiños y Desarrollo CerebralOmega Up UltraPure
2019-02-15

Estudio demuestra que estudiantes con buenos puntajes en PSU consumen más DHA

¿Sabías que una buena nutrición con DHA está asociado al rendimiento escolar de los niños y jóvenes? El Doctor en Nutrición Experto en Ácidos Grasos Rodrigo Valenzuela, nos cuenta los hallazgos de una investigación realizada en Chile