Carrito

Prebióticos y probióticos: ¿cuáles son los beneficios de consumirlos? La respuesta está en los billones de microorganismos que habitan nuestro intestino conocidos como “microbiota intestinal”, donde tanto los prebióticos como los probióticos juegan un rol clave promoviendo la salud del intestino.

Un intestino sano es sinónimo de vida saludable, no solo por su impacto en el sistema digestivo sino también por nuestro sistema inmune. ¿Sabías que más del 80% de la actividad de nuestro sistema defensivo reside en el intestino?

El rol que juegan los prebióticos y los probióticos en nuestro intestino

Bienestar Microbiota Intestinal

Los probióticos son microorganismos, bacterias buenas,  cuya función principal es estimular el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas presentes en nuestra microbiota, favoreciendo el equilibrio de las diversas cepas que la conforman.

Por otro lado los prebióticos son un tipo de hidratos de carbono, en concreto fibra vegetal, que el organismo no puede digerir.  Son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como “alimento” para las bacterias intestinales. Entonces podemos decir que los prebióticos son el alimento de los probióticos.

PREbióticos y PRObióticos: Juntos son mucho más que dos

Beneficios Prebióticos y Probióticos

La combinación de probióticos y prebióticos es la mejor alternativa para asegurar el equilibrio de nuestra microbiota intestinal, ya que debido a muchos factores, como una alimentación poco sana, el estrés, la toma de antibióticos, cambios de hábitos alimenticios por viajes u otros, la contaminación ambiental y enfermedades,  esta armonía puede romperse,  disminuyendo el tamaño de sus colonias, o incluso perdiendo algunas cepas muy importantes, lo que altera su equilibrio y afecta el normal funcionamiento de nuestro organismo.

Son múltiples los beneficios que nos aportan los prebióticos y probióticos:

  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Impiden la proliferación de bacterias patógenas
  • Restablece el ph del intestino.
  • Mejoran la digestión.
  • Regulan el tránsito intestinal y alivian el estreñimiento.
  • Favorecen la absorción del calcio.
  • Potencian la actividad de las enzimas del colon.
  • Ayudan a eliminar sustancias tóxicas.
  • Favorecen la digestión y metabolismo de algunos nutrientes esenciales.

¿Se puede obtener prebióticos y probióticos solo de los alimentos?

Probablemente no, y te explicamos por qué:

Los Prebióticos en Alimentos:

En cuanto a los prebióticos que son fibras no digeribles,  los podemos encontrar de manera natural en muchos alimentos, pero para conseguir el efecto prebiótico es necesario tomar de forma diaria al menos 1,5 gramos de estos alimentos ricos en prebióticos: verduras como la cebolla, alcachofa, espárragos y puerros, en frutas, en especial los plátanos, en cereales integrales, concretamente  el trigo integral y la avena y en las legumbre y frutos secos.

No todas las fibras contienen actividad prebiótica, es decir, esa fibra que va a contribuir con el mantenimiento y proliferación de las bacterias beneficiosas y, por otro lado 1,5 gramos diarios es algo elevado por lo que, para algunas personas, podría ser difícil alcanzar esta cifra solo con los alimentos que integran su dieta. 

porotos alimentos probióticos

Los Probióticos en Alimentos:

Algunas de las mejores fuentes de alimentos probióticos son los alimentos fermentados, (como yogurt, queso, kefir, chucrut, kimchi, Kombucha) aunque no todos los alimentos fermentados contienen cultivos vivos y activos de las bacterias beneficiosas conocidas como probióticos.

Los probióticos tienen distintas especies de cepas y se miden en unidades formadoras de colonias (UFC) o colonias bacterianas, lo que indica viabilidad o fuerza.  Tanto las cepas como los UFC y su viabilidad, es decir que llegan vivas a los intestinos, son importantes porque cuando se trata de obtener los resultados que buscamos, necesitamos poder tomar un probiótico cuyo tipo y cantidad esté basado en investigación que garantiza que se está recibiendo cepas y cantidades que han demostrado ser efectivas.

Entonces, por ejemplo, si come una porción de yogur, un kefir, no necesariamente sabrá qué cepas contiene o bien cuántos millones de UFC está ingiriendo, porque en general estos alimentos no lo indican en su etiqueta y por último y muy importante, no se sabe si estas cepas llegan vivas a nuestros intestinos, lo que es central para obtener los beneficios. 

Kefit Chucrut Pepinillos Alimentos Probióticos

Por lo tanto, nuestra dieta no siempre garantiza el aporte adecuado de estos componentes. El hecho de que no sepa exactamente qué tipo y cuántos hay en los alimentos no significa que no deba hacer todo lo posible para incluir alimentos nutritivos que contienen prebióticos y probióticos en su dieta.

Pero para asegurar de que se está obteniendo suficientes de estos nutrientes, puede resultar clave elegir un suplemento prebiótico y probiótico que garantice su calidad, seguridad y eficacia y así mantener o restablecer el equilibrio de nuestra microbiota intestinal que tantos beneficios nos entrega promoviendo la salud de nuestro intestino y fortaleciendo nuestro sistema inmune.

La Familia ProBiotix te entrega Prebióticos y Probióticos de máxima calidad para apoyar a tu Sistema Inmune y Sistema Digestivo.

  • Desarrollado en EE.UU.
  • Cepas con respaldo científico que entregan confianza.
  • Único con Certificación Canadiense IPRO que respalda su contenido, concentración, viabilidad, pureza y seguridad.
  • Cepas ácido y bilis resistente.
  • Cepas con alto nivel de adherencia a mucosa intestinal.
  • Cápsulas de origen vegetal, apto para veganos.
  • No utiliza organismos genéticamente modificados (NON-GMO).
  • No contiene soja.
  • Libre de lactosa.
  • No contiene proteína de la leche (caseína).
  • Libre de gluten.
  • Sin preservantes.