Skip to main content

Carrito

Durante la primera etapa de la vida, el intestino va adquiriendo los microorganismos que lo habitan para dar lugar a la  llamada microbiota o flora  intestinal. La microbiota está relacionada con diversas funciones, desde el apoyo a la absorción de nutrientes, hasta un papel relevante en el desarrollo del sistema de defensa.  Por lo tanto el buen estado de la flora o microbiota intestinal es vital para gozar de una buena salud.  En este sentido los probióticos son un aliado de esta microbiota y en este blog veremos el consumo de probióticos en niños y el rol que juegan equilibrando su microbiota. 

La Microbiota en los niños

Comprender la importancia y qué hacer para lograr una microbiota equilibrada desde la infancia, no es tarea fácil, por ello conversamos con la Dra. Elisabeth Hubach Pediatra, neonatóloga, especialista en medicina biológica, biorreguladora y nutrición, quien es la fundadora del Centro médico Los Alerces y que aquí nos explica muy bien el impacto que tiene el consumo de probióticos en niños. 

¿Cuándo se comienza a desarrollar la microbiota en los niños?

“La microbiota en los niños comienza su desarrollo durante el nacimiento, cuando el bebé pasa por el canal de parto, la madre le transfiere su flora bacteriana, por eso es tan importante el parto vaginal.

El embarazo también es una etapa crucial, donde el tipo de alimentación, el nivel de estrés e incluso duelos vividos por la madre, son muy relevantes porque aquí pueden traspasarse proteínas inflamatorias (citoquinas), desde la placenta al feto impactando en la microbiota del niño que que se está formando.

Mamá con bebé

¿Por qué es importante el desarrollo de la microbiota en los niños? 

La Dra. Hubach nos explica que la microbiota es determinante para el equilibrio salud-enfermedad. Durante los primeros 4 años el niño completa su microbiota y es la que va a tener de por vida. Por lo tanto, una microbiota sana, mantendrá las mucosas intestinales sin inflamación, con inmunidad y salud mental normal.

¿Qué enfermedades se relacionan con la microbiota?

En su experiencia, la Dra. Hubach refiere que una microbiota equilibrada, contribuye a evitar condiciones, tales como:

  • Cuadros respiratorios incluyendo asma bronquial.
  • Cuadros gastrointestinales, con menor probabilidad de constipación, diarrea y mucosidad con sangre.
  • Alergias alimentarias.
  • Dermatitis atópica.
  • Eczemas.
  • Sobrecrecimiento bacteriano.

¿Qué factores afectan o alteran la microbiota en niños? 

En el primer año de vida influyen los antecedentes maternos y su entorno. Como se señalaba anteriormente, tanto el parto vaginal como la lactancia materna, se han relacionado con una microbiota saludable, porque son vehículos óptimos para transmitir bacterias beneficiosas al bebé.

¿Qué pasa después de la etapa de lactancia?

Alimentos con calcio

Después de los 6 meses de edad, la alimentación complementaria cobrará total importancia. En este sentido, la recomendación es evitar exceso de comidas ultraprocesadas. Además, es relevante el eje microbiota intestino-cerebro, para mantener un estado de equilibrio entre salud y enfermedad.

El consumo de Probióticos en niños

“Observamos que el uso de probióticos en los niños mejora la salud intestinal, la calidad del sueño, la concentración, la inmunidad y por supuesto menos probabilidad de cuadros infecciosos en el invierno”. 

¿Desde qué edad se pueden comenzar a utilizar probióticos?

“En niños con cuadros inflamatorios, alergias alimentarias, diarreas o condiciones anteriormente mencionadas, los probióticos se indican  desde el periodo neonatal. Durante el invierno, en niños sanos,  yo le indico a todos el consumo de probióticos”.

¿Cuáles son los probióticos más usados en etapa infantil?

Si bien existen distintas cepas o tipos de bacterias, cada una con una función específica. En niños sanos, para el apoyo a la flora bacteriana normal, yo recomiendo Bifidobacterium lactis o Lactobacillus.

¿Las bebidas lácteas/yogures comerciales aportan probióticos?

Yo discrepo del uso de estos productos, pues son realizados con muchos conservantes y colorantes, por lo que sería contraproducente, aún más en niños con alergias. Por otra parte, la cantidad de probióticos es mínima y en su mayoría, entregan solo un tipo de bacteria.

¿Qué opciones de probióticos existen?

Lo ideal es indicar, productos con estabilidad farmacológica, que han de realizar su proceso de colonizar el intestino, es decir un suplemento acorde a la necesidad del niño.

¿Cuáles son los atributos para elegir un suplemento probiótico?

La especialista indica que los suplementos probióticos, deben cumplir características esenciales que permanezcan inalteradas en los preparados.

  1. Seguridad, que no contenga patógenos, tóxicos y libres de efectos colaterales o adversos.
  2. Se debe garantizar que los microorganismos están vivos, resistentes a la destrucción tecnológica. 
  3. Las bacterias deben llegar vivas al intestino, resistentes a las secreciones gástricas o biliares que tenga capacidad de adherencia a la pared del intestino  para que tenga la capacidad de colonizar el tracto digestivo.
  4. Que sea estable durante la vida útil del producto.
  5. Que sea la cantidad adecuada al aporte, contener un número de cepas variables que conduzcan al efecto beneficioso demostrado.
  6. Nomenclatura específica, género y especie, con cepas específicas.
  7. Evidencia científica, estudios controlados de eficacia en seres humanos.
  8. Almacenamiento, sustancias de vehículo o relleno que no afecte la viabilidad de las cepas.
  9. Cada cepa debe presentar un efecto beneficioso, que se haya demostrado con evidencia científica.
  10. Etiquetado que especifique claramente sus características.

Dra. Elisabeth Hubach
Médico Cirujano. de la Universidad Austral Valdivia.
1er año de medicina en la Universidad Dusseldorf Alemania.
Beca pediatría y neonatología Hosp. San Juan de Dios.
Estudios de medicina Biológica. Cali Colombia
Medicina Biorreguladora. Universidad Mayor. Chile
Formación en Medicina Ortomolecular. Brasil
Formación en Ozonoterapia, Terapia Neural y Nutrición.

Trabajos:
Clínica Alemana Staff pediatría (24 años).
Residente en Neonatologia y Pediatría Clínica Cordillera.
Hospital Sotero del Rio
Práctica privada actual en Centro Médico Los Alerces.

Newscience