Carrito

El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo tiene varias yemas que crecen en forma horizontal emitiendo raíces y brotes herbáceos en sus nudos. Tiene un sabor picante y muchos usos en la cocina, además de excelentes propiedades para la salud del organismo.

El jengibre es una planta rica en vitaminas –contiene las vitaminas A, B y C– y en minerales ya que contiene fósforo, manganeso, zinc y silicio. También es fuente de aminoácidos como la arginina, leucina, lisina, niacina, valina, y de ácidos como el linoleico, ascórbico, oleico y oxálico. Además, se ha demostrado que el jengibre posee potentes antioxidantes, incluso con un efecto superior a los presentes en el ajo.

El principal país productor del jengibre es Jamaica, otros países en menor cantidad son: China, India, Nepal, Filipinas. Son varios los usos culinarios que tiene en gastronomía usándose en platos típicos de países como Tailandia y China. También tiene muchas aplicaciones medicinales tanto para uso externo como interno.

Beneficios:

  • Es muy bueno para la digestión porque estimula en páncreas, aumenta la producción de enzimas digestivas y evita los efectos secundarios relacionados con una mala absorción de los alimentos.
  • Es muy utilizado para combatir todas las enfermedades del aparato respiratorio: tos, resfriados, catarros y gripes ya que actúa como un antibiótico natural.
  • Su poder antioxidante así como su contenido en fitoesteroles vuelven al jengibre en un ingrediente con propiedades antiinflamatorias.
  • Por tener propiedades antivirales, es muy beneficioso para combatir la fatiga crónica.

    Favorece mucho la circulación sanguínea, ayuda a disolver los trombos de las arterias, por lo que es muy bueno para combatir el colesterol.

  • El aceite esencial de jengibre es muy bueno para descontracturar y relajar los músculos, aumenta la temperatura corporal y tiene un gran efecto estimulante.

Leave a Reply