Carrito

La alimentación, así como casi todas las cosas que hacemos día  a día, pasa a ser una rutina automática que pocas veces nos cuestionamos. No hay que olvidar que cada alimento que elegimos está influido por nuestros gustos y además por un factor no menor que es la publicidad. Esto podría ocurrir con el queso crema. Este producto ha ganado tanta versatilidad que es posible encontrarlo como salsa, en postres, en una tostada, etc. Su suave sabor cremoso es la razón por la que es favorito para muchos, y varios se confían en que está hecho de queso y leche pero, ¿es saludable o no lo es tanto?

El queso crema fue inventado en 1872 en Nueva York, está hecho en base a leche de vaca pero dista mucho de ella ya que no lleva maduración y, generalmente, contiene ingredientes externos que le entregan firmeza y alargan su vida útil. Se obtiene gracias a lácteos fermentados a los que se le agrega leche, crema, otros aditivos y sal. Además, es posible encontrarlo saborizado, en versión diet, light, etc.

Si bien contiene muchos ingredientes sanos, también contiene sodio y el 80% de su composición es grasa. Comparado con otros lácteos es más calórico, cada cucharada aprox. tiene 50 calorías y 5 gramos de grasa, por lo tanto es un alimento que es mejor consumir de forma moderada. Sumado a eso, se ha comprobado que el aporte proteico del queso crema es mucho menor que el de los otros lácteos.

 

 

Leave a Reply