Carrito

El mango es una de las frutas tropicales que llegan en la temporada de verano y que ha ido ganando protagonismo en la cocina local: además de sabrosa y refrescante, tiene múltiples propiedades y beneficios para tu salud. Conoce algunas de las buenas razones para incorporar más mango a tu alimentación.

El mango es una fruta altamente nutricional de único sabor, aroma, gusto y además de grandes beneficios para el ser humano. La mejor manera de disfrutar esta fruta y de sus propiedades nutricionales es comerlo al natural, y es importante escoger aquellos que desprenden buen olor, se sienten flexibles al tacto, pero que no se hunden con la presión, y descartar los que tienen zonas negras, muchas manchas o están muy arrugados.

Beneficios:

  • Mejora la digestión:  Gracias a las enzimas que aporta de forma natural que son benéficas para este sistema de nuestro organismo. Además, al ser una fruta que aporta bioactivos como ésteres, terpenos y aldehídos contribuye a mejorar al apetito y la función digestiva en general.
  • Mejora la salud del corazón: Es una fruta con alta cantidad de pectina, una fibra dietética soluble que contribuye a reducir los niveles de lípidos en sangre, por lo que disminuye el riesgo cardiovascular, entre otros beneficios.
  • Es anti envejecimiento: Es rico en vitaminas A y C, dos potentes antioxidantes naturales que ayudarán a mantener la piel y el organismo en general más sano y joven. Además, son dos vitaminas que favorecen directamente la producción de colágeno, lo que beneficiará tu piel y la volverá más firme y saludable.
  • Fortalece las defensas: Fortalece naturalmente el sistema inmunitario ya que, al igual que las zanahorias, los mangos son ricos en beta carotenos, que potencian las defensas del organismo y lo protegen de la acción nociva de los radicales libres.
  • Favorece un aumento saludable de peso: En casos de delgadez, se aconseja el consumo regular de mango, ya que propicia un aumento equilibrado y sano. Unos 150 gramos de esta fruta aporta aproximadamente 90 calorías, las que pueden ser fácilmente absorbidas por el organismo.
  • Fortalece los huesos:  La vitamina K apoya a la absorción de calcio necesario para mantener fortalecidos los huesos. Los Mangos brindan este beneficio ya que están llenos de vitamina K.
  • Cuida el hígado: Tiene una alta capacidad de tratar trastornos hepáticos. Comer un pedazo de mango verde hace que aumente la secreción de los ácidos biliares y limpie los intestinos de bacterias infecciosas.

 

Leave a Reply