Carrito

No solo de jugos detox se puede vivir, también llegaron las sopas a quitarle terreno y con muy buenos resultados. La tendencia se llama souping y se basa en el consumo de sopas ricas en vitaminas y minerales, que además tengan propiedades depurativas para el organismo. 

Las sopas de verduras contienen muchos nutrientes para la salud, sobre todo vitaminas y minerales, y entregan un bajo aporte calórico y en grasas al cuerpo. Sumado a eso, como son líquidos calientes producen saciedad, por lo que comemos menos durante el día si comemos sopas, y por su alto contenido de agua también favorecen a la hidratación.

En el caso del souping, donde el objetivo es desintoxicar el cuerpo, no se trata de tomar cualquier sopa. La tendencia internacional sugiere que deben ser con vegetales frescos, de preferencia orgánicos. Se pueden consumir frías o calientes, pero entre mayor es la temperatura, mayor es el efecto saciador.  Eso sí, para garantizar su máximo potencial es importante tomar ciertos resguardos en su cocción y consumo.

Un plan desintoxicante a base de sopas dura de 1 a 3 días, dependiendo de cuál quieras seguir y, en promedio, consideran el consumo de 5 sopas diarias. Otros de los beneficios de esta práctica alimenticia es la pérdida de peso, el aumento de la energía vital, la mejora del ánimo y la reducción de problemas gástricos.

Cómo prepararlas:

Lo ideal es que al momento de prepararlas te bases en combinar al menos tres verduras de distintos colores, algunas sugerencias son:

  • Verdes: acelga, espinaca, zapallito italiano, alcachofas, brócoli, coles de Bruselas
  • Amarillo / naranja: zanahoria, zapallo
  • Blancas: Cebolla, ajo, coliflor, puerros
  • Rojas: Tomate, pimentón
  • Morado: Repollo, berenjena