Carrito

Es típico en la cocina chilena: es el zapallo. Lo encontramos en cazuelas, ensaladas, budines, en guisos y en cremas, sobre todo en esta fría época del año. Existen diversos tipos de zapallo y cada uno se caracteriza por diversos beneficios para tu organismo. Acá te los explicamos uno a uno ¡Toma nota!

Zapallo Camote

Contiene grandes cantidades de carotenoides o carotenos, los que el cuerpo luego transforma en vitamina A y lo almacena en el hígado. Se trata de un gran antioxidante que retarda el proceso de envejecimiento celular y también un gran aliado fortalecedor de las defensas. Se debe tener cuidado en su consumo, ya que cuando se consume en exceso el hígado no alcanza a procesar todos sus nutrientes y la piel se vuelve color naranja. Lo recomendado es no más de un trozo a la semana del tamaño de una taza de té.

Zapallito italiano o zucchini

Es un tipo de zapallo que aporta mucho líquido, vitaminas minerales y fibra. Previene el estreñimiento y 100 gramos de zapallito italiano aportan la mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina C. Se sugiere comerlo con cáscara para aprovechar todas sus vitaminas y su alto aporte en fibra.

Delica

Este tipo de zapallo se caracteriza por ser verde oscuro por fuera y también por dentro, es muy valorado en países como Italia y Japón, y recientemente también en Chile. Es más pequeño que el zapallo camote, lo que lo hace más fácil de cargar y transportar de un lado a otro. Su sabor es más intenso y su textura es más cremosa. Ideal para comerlo en guisos y cremas.

 

Leave a Reply