Carrito

Los colores de las frutas y verduras no son casualidad. Los tonos varían en cada uno de ellos según los nutrientes que contengan. El color púrpura, por ejemplo, se caracteriza por ser rico en diversos antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres.

Los colores de algunas frutas y las verduras se debe a su contenido en fitoquímicos, los que se definen como componentes naturales biológicamente activos. Dependiendo de su tonalidad se les atribuyen diversas propiedades y características. Por ejemplo, el verde, se relaciona con la buena salud digestiva y con el potasio y magnesio necesarios para sentirnos vitales. El color amarillo se asocia con la energía, la alegría y la belleza, por sus altos índices de potasio, presente en el plátano, y por su carácter diurético, en la piña, rica en vitaminas B1 y C.

El tono púrpura, por su parte, se define por estar presente en frutas ricas en resveratrol, un polifenol cuyos beneficios para la salud siguen en estudio. Se encuentra en la cáscara de la fruta y en sus semillas, y la planta lo utiliza para protegerse de las agresiones externas. En el caso de las uvas moradas, se ha comprobado que tiene propiedades antiinflamatorias y que es un potente antioxidante natural.

Antiinflamatorio y antioxidante. Los dos elementos en los que se resumen las bondades de la uva sirven en general para los alimentos de color morado. Las antocianinas y los fenólicos son dos variedades presentes en ellos. Podemos encontrar las primeras en los arándanos azules y la frambuesa. La uva, por otro lado, es un buen ejemplo de alimento rico en taninos, que son considerados fenólicos.

Dentro de otros alimentos color morado y que se pueden mencionar está el repollo morado, que ayuda a la protección de nuestro sistema inmunológico, y además mantiene el envejecimiento prematuro a raya. La granada, por su lado, es considerada cardiosaludable por su capacidad de “limpiar las arterias” eliminando la grasa que se deposita en ellas. Su alto contenido en polifenoles, compuestos activos con valor antioxidante, la convierte una gran gran aliada para frenar el paso de los años y el buen estado general de la piel. En cuanto a las moras, tienen un alto nivel de minerales energizantes, como el magnesio y el potasio y su buen aporte de vitamina C.