¿El azúcar en sangre daña nuestro cerebro?

Posteado en: Investigación

En una edición reciente de la revista Neurology, investigadores alemanes han evaluado el tamaño del centro de memoria del cerebro, el hipocampo, para lo que utilizaron un tipo especial de escáner de resonancia magnética. Además, midieron los niveles de glucosa en sangre en los mismos individuos. Cuando se analizaron los datos, se encontró una relación directa entre el grado de atrofia o encogimiento de las mediciones del hipocampo y el azúcar en la sangre. Incluso las elevaciones sutiles de azúcar en la sangre, muy por debajo del nivel en el que uno podría etiquetarse como diabético, ya estaban asociados con la contracción del cerebro.

Es más, los investigadores también realizaron pruebas cognitivas en estos individuos y mostraron una relación directa entre la falta de memoria y la elevación de azúcar en la sangre.

Los resultados sugieren que incluso las personas con un rango normal de azúcar en la sangre, si consiguen reducir sus niveles de azúcar podrían prevenir la aparición de problemas de memoria y deterioro cognitivo a medida que envejecen, como señala el autor del estudio, Agnes Floel, de la Universidad de Medicina Charité (Alemania) http://www.charite.de/en/charite/

De hecho en el estudio se demostró que las personas con más azúcar en sangre tenían un volumen más pequeño en el área del hipocampo. En total, participaron 141 personas con una media de edad de 63 años sin diabetes o prediabetes, condiciones conocidas como intolerancia a la glucosa. Las personas con menores niveles de azúcar registraron mejores puntuaciones en las pruebas de memoria.

El mensaje es simple, incluso las elevaciones leves de azúcar en la sangre se correlacionan perfectamente tanto con la degeneración del cerebro como con una función alterada del mismo. Por tanto, dado que el nivel de azúcar en la sangre está relacionado directamente con el consumo de hidratos de carbono, cada individuo puede optar por influir directamente en el tamaño y lo más importante, en la preservación de la función de su cerebro.

Los autores de este informe señalaron “nuestros resultados indican que las estrategias de estilo de vida dirigidas a la mejora a largo plazo del control de la glucosa puede ser una estrategia prometedora para prevenir el deterioro cognitivo en el envejecimiento.”

http://www.drperlmutter.com/blood-sugar-relates-brain-size-function/

Por todo ello, una buena fórmula para combatir el envejecimiento prematuro de nuestro cerebro es seguir una dieta alimenticia equilibrada. Por ese motivo, es necesario ingerir alimentos bajos en grasa y ricos en elementos nutritivos, desechando la comida chatarra que dispara nuestros niveles de azúcar. Tiene que contener, por tanto, una cantidad equilibrada de cereales integrales, verduras, frutas y proteína, a ser posible de origen vegetal.

De hecho, los beneficios de esta alimentación no solo son recomendados para mantener un estado de salud óptimo de nuestro cerebro y prevenir su envejecimiento prematuro, sino que también ayudará a reducir en al menos un 70% el riesgo de padecer en un futuro alguna enfermedad cardiovascular, diabetes y/o ceguera adulta.

«« Regresar