¿Cómo mejorar el rendimiento de nuestros hijos?

Posteado en: Tratamiento

¿Tú hijo tiene falta de atención en clase? ¿Tiene un comportamiento impulsivo o muestra síntomas de hiperactividad? Cada vez son más los menores diagnosticados con el llamado Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). En Chile, en 2013, un 5% de la población de entre 4 y 18 años fue definida con este trastorno. Una cifra que, según estimaciones de los propios docentes, podría estar muy por encima, cerca incluso del 9% presentado por EEUU.

El TDAH es un trastorno del comportamiento que se caracteriza por la falta de atención, distracción, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Ahora bien, en torno a esta patología existe cierta controversia en cuanto a su diagnóstico, ya que según voces críticas en muchos casos es determinado por el propio docente.

Lo que sí es cierto es que en la mayoría de los casos, los niños y jóvenes que presentan estos síntomas son tratados con fármacos como el Metilfenidato (conocido comercialmente como Ritalín). Este medicamento es paradójicamente un estimulante.  En este sentido se han suscitado distintas opiniones contrarias, dado a que diferentes investigaciones científicas asocian los estimulantes con una serie de riesgos y complicaciones. Además de no existir consenso entre la comunidad científica respecto a su eficacia en cuanto a la mejora del rendimiento académico.

De hecho, un estudio (consensus.nih.gov/1998) realizado en 1998 acerca de el TDAH  aseguraba que los tratamientos estimulantes no normalizan toda la gama de problemas de conducta y que lejos de eso, los niños con este tratamiento manifiestan aún mayores problemas de comportamiento. Añade, además, que aunque mejora los síntomas centrales no lo hace así con el rendimiento académico ni las habilidades sociales.

El Metilfenidato tiene la misma estructura molecular que la anfetamina, aunque sus síntomas no sean los mismos. En Medline Plus, el servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU, en su apartado de advertencias sobre este medicamento señala expresamente: “El Metilfenidato puede crear hábito. No aumente la dosis, no la tome más seguido, por más tiempo ni de manera distinta a la indicada por su médico. Si toma demasiado metilfenidato puede sentir que el medicamento ya no controla sus síntomas y que necesita tomarlo en grandes cantidades. También es posible que experimente cambios inusuales en su comportamiento.” www.nlm.nih.gov/medlineplus

 

Por su parte, el reconocido neurólogo americano y porfesor de Harvard, David Perlmutter, ante la cifra de más de 4 millones de niños diagnosticados con TDAH en EEUU, sugiere que antes de suministrar este tipo de estimulantes, sería realmente aconsenjable seguir una serie de recomendaciones naturales para revertir este trastorno antes de acudir a los fármacos.

Perlmutter habla por un lado de la necesidad de comprobar la sensibilidad del niño al gluten, ya que en muchos casos se ha asociado con problemas de atención. Aconseja además incorporar a la dieta un suplemento que contenga el ácido graso omega-3, ya que en la serie de ácidos grasos poliinsaturados el DHA (ácido docosahexaenoico) tiene capaciades de construcción del sistema nervioso y se ha demostrado que contribuye a mejorar el rendimiento, la concentración y la memoria de una forma natural sin necesidad de tener que acudir a fármacos.

En esta misma línea, recomienda aumentar el consumo de grasa saludable como el aceite de oliva, las nueces, el pescado azul o la palta, ya que ayudan a este mismo proceso, dado a que el ácido graso omega-3 está presente en dichos alimentos. Por el contario, descarta el abuso de azúcares y carbohidratos que contribuyen a la pérdida de concentración y a la disminución del rendimiento.

Distintos estudios determinan que el DHA es necesario en la dieta para el funcionamiento neuronal óptimo. Igualmente, se ha demostrado su papel en el fortalecimiento de la memoria. En los estudios realizados con animales, con una dosis estándar de 300mg/kg, se ha podido comprobar cómo promueve la cognición y mejora la memoria. Al igual que el realizado entre jóvenes de 18 a 25 años.

examine.com/supplements/Fish+Oil/

«« Regresar