Carrito

¿Sabías que las yemas de huevo nos aportan vitaminas (A, D, E y K), grasas omega-3 y antioxidantes? Además, la calidad de la proteína del huevo es la mayor de cualquier alimento integral.

Durante muchos años el huevo fue catalogado como un alimento que podía perjudicar la salud de aquellas personas que lo consumían con frecuencia. Por ejemplo, se decía que su consumo en exceso era responsable en gran medida del aumento del colesterol en la sangre. Sin embargo, estas afirmaciones fueron derribadas gracias a investigaciones científicas que han logrado demostrar que no altera el colesterol, incluso, estas nuevas investigaciones afirman que su consumo moderado aporta al organismo una buena cantidad de nutrientes que son necesarios para tener una vida saludable.

Además, otro de sus beneficios es que tiene múltiples formas de poder ser preparados: revueltos, fritos, a la copa, ponchados, cocidos, en tortillas, etc.

Beneficios:

  • Es una fuente natural de proteínas de alta calidad que son necesarias en cualquier dieta saludable.
  • Es una fuente nutricional para el organismo y tiene un aporte de energía y de vitalidad.
  • Tiene vitaminas y minerales que nos ayudarán a estar en buen estado de salud.
  • Contiene un aporte de nutrición adicional gracias a sus ácidos grasos beneficiosos como el Omega-3 y sus propiedades antioxidantes. Por ejemplo, una yema de estos huevos equivale a 30 gramos de salmón.
  • Los huevos completos son una de las mejores fuentes de un nutriente denominado colina (un huevo de tamaño grande tiene un 30% de la cantidad diaria recomendada, sobre todo en la yema). Aparte de intervenir en la salud cerebral, la colina ayuda al sistema circulatorio del organismo a eliminar compuestos que podrían causar inflamación, lo que podría provocar trastornos como hinchazón muscular después de un entrenamiento.
  • Son una fuente natural de vitamina D, que interviene en la elaboración del tejido óseo. Un huevo aporta el 10% de la cantidad diaria recomendada.