Carrito

En el mercado la oferta de tipos de leche ha crecido de forma notorio: hay descremada, entera, sin lactosa, con sabores, etc. Y a esa gama se sumaron las leches de origen vegetal, como la de soja o la de almendras ¿Sabes realmente en qué se diferencian de las de origen animal?

Primero que todo, debes conocer los nutrientes y el aporte calórico de cada tipo de leche, tanto animal como vegetal. Acá hay una tabla que muestra el contenido por cada 100 ml de cada una de ellas:

Si analizas esa tabla, te darás cuenta que la principal diferencia entre las de origen vegetal y animal radica en la cantidad de grasa, la cual es casi nula en las leches vegetales. El aporte calórico, por su parte, no presenta grandes diferencias entre la leche de vaca y las vegetales, aunque siempre es recomendable elegir leches descremadas, ya que en ellas sí hay un menor aporte calórico.

Cabe destacar que las leches vegetales pueden tener cantidades variables de fibra, aunque generalmente no superan los 2 gramos por cada 100 ml, nutriente que en la leche de vaca está ausente.  Entonces, es posible concluir que si buscamos calcio, proteínas completas y potasio siempre encontraremos mayores cantidades en las leches de vaca, incluso en las leches sin lactosa que muchas veces se reemplazan por bebidas vegetales en quienes no toleran este azúcar. Sin embargo, si quieres una leche baja en grasa, con bajo aporte calórico y muy nutritiva, la leche vegetal es una buena opción.

Otros beneficios de la leche vegetal:

  • Beneficios de las leches vegetales
  • No contienen lactosa ni colesterol.
  • Bajas en grasas
  • Elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas, beneficiosas para el corazón
  • Alto contenido en vitaminas B..
  • Relación equilibrada entre sodio y potasio.
  • Son perfectas para personas con digestiones lentas o problemas de estreñimiento.