Skip to main content

Carrito

Si estás planificando tu embarazo o ya estás embarazada, este blog es para ti.

Sin duda la alimentación es central en esta etapa para asegurar el buen desarrollo de tu bebé y dentro de los nutrientes que deben ser parte de la dieta, están las llamadas grasas buenas. Aquí te contamos la importancia del Omega 3 en el embarazo.

El DHA (ácido docosahexaenoico ) es un tipo de grasa buena Omega 3 que representa el 97% de las grasas en el tejido cerebral. Por lo tanto, es una grasa estructural importante que el cerebro necesita para un desarrollo óptimo desde antes de nacer.

El DHA es clave en el desarrollo del cerebro durante los primeros 1000 días de vida. Esto incluye los 9 meses del embarazo y dos primeros años de vida, etapa que corresponde a la de mayor crecimiento cerebral.

¿Por qué es importante el Omega 3 en el embarazo?

Dentro de los ácidos grasos Omega 3, el que tiene mayor importancia en el desarrollo cerebral del bebé es el DHA. La madre a través de la placenta y lactancia comienza a entregar los ácidos grasos en forma activa a su hijo. Por eso juega un rol fundamental el tipo de grasa que la madre consume, donde se debe garantizar el aporte de DHA, tanto en la alimentación durante el embarazo. Esto determina la composición de los tejidos grasos de reserva, como en la dieta al momento de amamantar.

Estudios han mostrado que si este ácido graso Omega 3 DHA se aporta en cantidades suficientes, estos niños podrían en largo plazo:

  • Pueden desarrollar una mayor capacidad de sociabilización con otros niños.
  • Ser niños menos agresivos.
  • Mostrar una mejor capacidad en su proceso de aprendizaje.

(Según estudio publicado por investigadores de la Universidad de Chile: Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids 2018; 139: 25-30)

¿Cuánto DHA se recomienda consumir y cómo obtenerlo?

La recomendación de organismos internacionales de nutrición para embarazo y lactancia es de 500 mg de DHA al día, para complementar la dieta de una mujer durante este período.  En todo caso, es recomendable siempre que sea el médico tratante quien señale cuanto se necesite ya que dependerá de la alimentación habitual y de la madre.

Los pescados grasos y microalgas son la principal fuente de Omega 3 DHA.  La recomendación de consumo para obtener los beneficios son al menos 2 a 3  veces por semana.  En general en nuestro país el consumo de pescados es bajo,  lo que se debe a diversas razones (precio, contaminación de los mares, hábitos alimenticios, etc) y cuando ese es el caso, la recomendación es suplementar con un buen Omega 3.

¿Cómo elegir un buen suplemento de Omega 3 DHA?

Cuando se eligen suplementos, la  clave es la seguridad, por eso hay que  buscar productos que tengan altas dosis de EPA y DHA por cápsula; que estén desarrollados tecnológicamente para garantizar pureza, es decir que están libre de metales pesados y contaminantes. Que se sepa qué tipo de pescado es el que contiene ese aceite Omega 3. Por último, que toda la calidad del producto esté certificada por organismos independientes a la marca y que estén muy bien identificadas en la etiqueta.

Las certificaciones más importantes de Omega 3 en el mundo son IFOS (International Fish Oil Standards) que garantiza pureza y concentración de EPA y DHA por cápsula, y ORIVO, certificación noruega que sigue la huella del aceite Omega 3 garantizando la fuente de origen del Omega 3.

Conoce Omega UP con Más DHA, Especialista en Omega 3

Certificado IFOS y ORIVO.

*La información contenida respecto a todos nuestros productos naturales no busca promover su consumo con intención de curar, diagnosticar ni prevenir patologías ni enfermedades y no sustituye el asesoramiento de un profesional de la salud cuando se requiere.