Carrito

¿Qué son los Prebióticos?

Ya sabes que los alimentos PROBIÓTICOS son una excelente manera de cultivar una microbiota saludable. Pero, no es lo único que puede apoyar tu microbiota.  

Además del consumo de probióticos para apoyar la función del intestino, también debemos comer alimentos que potencien la acción beneficiosa de estas cepas mediante PREBIÓTICOS. 

Prebióticos

Los prebióticos estimulan el crecimiento de las bacterias buenas en el intestino para que éstas puedan prosperar y cumplir de mejor forma sus funciones beneficiosas. En fácil, los prebióticos son el mejor alimento posible de los probióticos, que, como todos los seres vivos, necesitan combustible para  desarrollarse y hacer su trabajo.

¿Cuáles son los beneficios de consumir Prebióticos y Probióticos juntos?

Los Probióticos junto a los Prebióticos, contribuyen a conseguir una simbiosis intestinal, es decir un intestino saludable donde las bacterias buenas encuentren un ambiente óptimo para su desarrollo, conduciendo a un equilibrio de la microbiota intestinal y a consecuencia de ello, preservar la integridad del tejido donde se encuentran, aportando todos sus beneficios.

Prebióticos y probióticos nos aportan múltiples beneficios

  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Impiden la proliferación de bacterias patógenas.
  • Restablece el ph del intestino.
  • Mejoran la digestión.
  • Regulan el tránsito intestinal y alivian el estreñimiento.
  • Favorecen la absorción del calcio.
  • Potencian la actividad de las enzimas del colon.
  • Ayudan a eliminar sustancias tóxicas.
  • Favorecen la digestión y metabolismo de algunos nutrientes esenciales.

¿Qué pasa si no consumimos fibras prebióticas con la frecuencia ni las cantidades que se necesitan o el tipo de fibra que se requiere?

Los prebióticos son fibras no digeribles,  que podemos encontrar de manera natural en muchos alimentos, pero para conseguir el efecto prebiótico es necesario tomar de forma diaria al menos 1,5 gramos de estos alimentos ricos en prebióticos: verduras como la cebolla, alcachofa, espárragos y puerros, en frutas, en especial los plátanos, en cereales integrales, concretamente  el trigo integral y la avena y en las legumbre y frutos secos.

En este tipo de fibra requerida es clave, por un lado  su solubilidad, viscosidad y fermentabilidad y el consumo de 1,5 gramos diarios, puede resultar elevado de alcanzar, para algunas personas,  solo con los alimentos que integran su dieta. 

Entonces, para asegurar de que se está obteniendo suficientes de estos nutrientes, puede resultar clave elegir un suplemento prebiótico que garantice su calidad, seguridad y eficacia y así mantener o restablecer el equilibrio de nuestra microbiota intestinal que tantos beneficios nos entrega promoviendo la salud de nuestro intestino y fortaleciendo nuestro sistema inmune. 

Consumir prebióticos tiene su ciencia.

Cuando no podemos garantizarlo a través del consumo cotidiano de alimentos, la recomendación es consumir un buen suplemento prebiótico, que nutra a las cepas probióticas para que éstas ejerzan eficientemente su función.

Conoce aquí PreBiotix👇

PreBiotix es un exclusivo prebiótico patentado bajo la marca ResistAid™, el cual concentra múltiples beneficios a partir de 1,5 gramos:

  • Promueve el crecimiento selectivo de cepas probióticas beneficiosas para nuestro organismo, resultando en un mejor equilibrio de la microbiota intestinal.
  • Corresponde a una fibra soluble, de muy baja viscosidad y que solo puede se utilizada (fermentada) por cepas probióticas, fortaleciendo la función de éstas.
  • Prepara nuestro organismo para una mejor respuesta inmunológica, debido a sus propiedades estructurales específicas.
  • Favorece el tránsito intestinal y ayuda a eliminar bacterias dañinas.
  • Es gastrorresistente.
  • Cómoda administración y excelente tolerancia.
  • Apto para personas con diversos requerimientos alimentarios: NON-GMO, libre de gluten, lactosa y soja.
  • Desarrollado en USA.
*La información contenida en este blog no busca promover su consumo con intención de curar, diagnosticar ni prevenir patologías ni enfermedades y no sustituye el asesoramiento de un profesional de la salud cuando se requiere.