Carrito

Los pistachos son otro de los frutos secos con múltiples beneficios para nuestra salud. Originarios de Oriente, son uno de los frutos secos que más fibra y energía aportan a nuestro organismo, además de gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y micronutrientes muy saludables. 

 Tiene efectos contra el cansancio:

Esto gracias a la vitamina B6 de los pistachos, que ayuda al cuerpo a generar más hemoglobina, encargada del transporte del oxígeno a las células.

Ayuda a controlar el peso

La fibra de los pistachos producen un efecto saciante, por lo que colabora en el control de nuestro peso.

Ayuda a regular el colesterol:

Sus altos niveles de luteína, beta-caroteno y gramma-tocoferol aumentan el nivel de antioxidantes de la sangre, lo que hace que una gran parte del colesterol malo (LDL) se diluya, evitando que llegue a los vasos sanguíneos.

Regula el sistema nervioso:

Su contenido en vitamina B6 favorece la creación de mielina, que actúa como aislante alrededor de las fibras nerviosas, mejorando la transmisión de moléculas. Además, la serotonina (neurotransmisor), la melatonina (hormona) y la epinefrina (adrenalina) se sintetizan mejor con vitamina B6.

Fortalece el sistema inmunológico:

La vitamina B6 contribuye en la lucha contra las infecciones, mejorando las funciones de órganos como el bazo, encargado de la producción de glóbulos blancos.

Mejora la vista:

Como son ricos en riboflavina, luteína y zeaxantina, actúan como antioxidantes y protegen a la vista del daño solar.

Fortalece huesos y músculos:

A esto contribuyen sus proteínas vegetales, y los minerales que contiene, que son fósforo, magnesio y potasio.

Protege la piel:

Su contenido en vitamina E actúa como antioxidante manteniendo la integridad de la piel.

Protege el corazón:

Consumir pistachos ayuda a bajar la presión arterial y la frecuencia cardiaca en momentos de estrés.